domingo, 26 de octubre de 2008

* SEMANA 20/10 - 26/10

Acabaremos la semana. Me queda explicar un par de cosillas, nada especial. Pero quiero "registrarlo" todo.

El viernes por la mañana (24/10) fuí al médico de cabecera y me pidió que la próxima vez le llevara un informe del oncólogo.

Es lo mismo que me habían pedido de la mútua. En este caso, les llamé expresamente para decirles que no me habían dado ningún informe todavía, y la srta. que me atendió, me dijo que no me preocupara, que cuando me lo dieran, ya se lo pasaría.

El mismo viernes, llevé los partes de confirmación al trabajo, y de paso fuí con mis compañeras de trabajo a celebrar el cumpleaños de un par de ellas. Muy bien, realmente te viene bien un poquito de distensión. Aparte, son tan divertidas! Bueno, son unas locas...!

Saliendo de allí, me fuí a comprar el libro Anti-cancer una nueva forma de vida, para ver si voy aprendiendo nuevos hábitos que nos ayuden a llevar una vida más saludable (a Xavi y a mí).

Y ya por último, me fuí a recoger los análisis que me hicieron el miércoles.

No me queda más que esperar que el miércoles me hagan el ecocardiograma, para que el oncólogo pueda preparar mi "quimio".

4 comentarios:

Carlos Mateo Beltrán dijo...

Hola Angels, que tal. Yo cada vez más me estoy enganchando a blogs, sobretodo de gente que, como nosotros, cuentan sus experiencias y tanto nos ayudan.

Por lo que veo (leo) empiezas la quimio en breve. Yo pasé por radioterapia, y bueno, tal y como me comentas en mi blog, es una etapa dura, sí, pero hay que ser muy positivo para poder abrirte más a la curación. Es una guerra en la que nos damos cuenta de cuanta gente lucha con nosotros, y cuando digo mucha gente, me refiero al entorno que nos rodea, que padecen la enfermedad con nosotros, nos consuelan, ríen y lloran con nosotros, y nos hacen la enfermedad más fácil. Quiero que sepas que desde hoy puedes contar con un nuevo soldado en esta lucha, estaré mandándote toda mi energía para ayudarte, y la energía que te aporto ya está radiada, así que ayuda más, jejej. Tal y como dices, la vida son tiempos, y esos tiempos si somos felices son más llevaderos.
Un abrazo, amiga nueva, aquí me tienes para lo que quieras.

angels blog dijo...

Gracias Carlos,

Encantada de recibirte en "casa".
La verdad es que yo me considero fuerte, pero mucha de la fuerza imagino que la he obtenido de los testimonios de gente muy "potente" que habeis escrito antes vuestras experiencias, y que habeis conseguido presentar la enfermedad como un problemilla más o menos engorroso.
Dejarle claro a esa "bichito" que dices tú, que no es tan importante como se piensa, que "vamos armados y somos peligrosos".
Y bueno, aunque seas un alumno aventajado, la novata te dice que "ánimo, y mucha suerte para lo que vaya viniendo".
Y lo mismo, ya sabes donde estoy, no hace falta que llames, la puerta está abierta.
Un abrazo y hasta siempre.
Àngels.

Iris de Brito dijo...

Hola, compañera de batallas!!
Te escribo para darte ánimos y decirte que la quimio va a pasar en un decir amén. Sirve de mucho ir descontando cada sesión, una menos cada vez!!
Te mando un gran abrazo, y te ofrezco mi amistad. Yo voy un poquito más adelante en este camino y me ofrezco para ayudarte, si puedo.
Iris

angels blog dijo...

HOLA IRIS,

Bienvenida, creí haberte contestado ayer pero parece que "me cargué" la respuesta.

Gracias por el apoyo, que lo tienes también desde aquí.

Yo mucho no os puedo decir a los que ya estais por delante de mí, pero sí os puedo dar todo el ánimo del mundo. Decir que aquí lo único que vale es mirar hacia adelante y en positivo, no hay más.

Un poco como dice M. Antonia Valdivielso, ahora que ya sabes lo que tienes, ya no sufres por pensar en esa posibilidad, es una realidad.

O sea que cuando ya sabes que una cosa no es buena, pues te tienes que volcar en transformarla en algo mejor.

Como decía Van Gaal, "siempre positifo, nunca negatifo".

De todos modos la gente que estoy conociendo en todo ésto es muy animosa y vital.

Es la cara buena, la gente que te encuentras, tanto los que padecen la enfermedad por dentro como los que nos ayudan desde fuera. Es increible. ¡Que fuerza!

Un saludo, y mucho ánimo también para tí.

Àngels.